ElsitioPorcino.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Ventajas sanitarias del manejo en bandas en explotaciones porcinas de ciclo cerrado

19 enero 2016

Ceva

Los sistemas de manejo en bandas están cada día más implantados en las explotaciones porcinas debido a que suponen una apreciable mejora en el manejo de las granjas y la planificación del trabajo. Pero hay otro aspecto que se tiene menos en cuenta, y es la mejora en la sanidad de los animales.

Los sistemas de manejo en bandas son bien conocidos, especialmente el de tres semanas, que se ha implantado en los últimos años gracias a ventajas tales como la facilidad de manejo, la agrupación de tareas y el aumento del tamaño de los lotes. Un estudio* investigó las ventajas sanitarias obtenidas en 10 explotaciones porcinas de ciclo cerrado tras cambiar el sistema de manejo de bandas semanales a bandas de cuatro o cinco semanas.

Se muestrearon animales de cinco categorías (nulíparas, madres, lechones, cebo y finalización) en tres momentos distintos (T0, T1 y T2), antes y después (12 y 24 meses) de implantar el sistema de manejo en bandas de cuatro o cinco semanas. Se tomaron muestras de sangre, escobillones nasales y heces. Se realizó serología frente a Lawsonia intracellularis, PRRSv, Mycoplasma hyopneumoniae y Actinobacillus pleuropneumoniae; y PCR frente a Pasteurella multocida productora de toxina dermonecrótica (DNT) y Brachyspira (especialmente Brachyspira hyodysenteriae).

Tras el análisis serológico se calculó el porcentaje de animales positivos por categoría y por momento de muestreo, de manera que se pudiese observar la mejora sanitaria como la reducción de seropositivos a cada enfermedad y en cada categoría.

No hubo muestras positivas a P. multocida DNT ni B. hyodysenteriae. Respecto a PRRSv no se detectó mejoría apreciable. En cambio sí que hubo una mejora respecto a L. intracellularis en lechones (71%) y cebo (56%; P<0,05), así como para M. hyopneumoniae y A. pleuropneumoniae en finalización (34 y 24%, respectivamente). También en cebo se observó una mejora para M. hyopneumoniae (34%). En conclusión, el cambio a un sistema de manejo en bandas de cuatro o cinco semanas desde uno de bandas semanales determinó en estas 10 explotaciones una reducción en el porcentaje de animales seropositivos para tres patógenos con gran repercusión económica: L. intracellularis, M. hyopneumoniae y A. pleuropneumoniae.

*F. Vangroenweghe, L. Suls, E. Van Driessche, D. Maes, E. De Graef. Health advantages of transition to batch management system in farrow-to-finish pig herds. Veterinarni Medicina, 57, 2012 (2): 83–91

El comentario

Comentario de Marta Carmona, Técnico Porcino y Marketing, Ceva Salud Animal.

Los sistemas de manejo en bandas son bien conocidos, especialmente el de tres semanas, que se ha implantado en los últimos años gracias a ventajas tales como la facilidad de manejo, la agrupación de tareas y el aumento del tamaño de los lotes. Pero existe otra ventaja que es la mejora sanitaria y que muchas veces no es el motor del cambio a manejo en bandas pero que resulta en un beneficio añadido importante.

Cada vez más esta mejora sanitaria se está convirtiendo en la razón principal para este tipo de sistemas, sobre todo cuando hablamos de bandas cada cuatro y cinco semanas. En estos sistemas la separación entre lotes es muy grande y se hace necesario un todo dentro todo fuera estricto; el hecho de tener sólo un lote en parideras y como máximo dos lotes en destetes permite limitar la recirculación entre animales de diferentes lotes y edades. En los engordes nos permite tener lotes de animales más grandes y llenar naves con animales de la misma edad y mismo origen, sin necesidad de mezclar animales.

En este estudio se hace evidente esta mejora sanitaria, al monitorizar animales antes del cambio y 12 y 24 meses después se demuestra que la seroprevalencia de tres importantes patógenos (L. intracellularis, M. hyopneumoniae y A. pleuropneumoniae) disminuye especialmente en destetes y engordes. En el estudio no se recogen los datos productivos después del cambio, pero la experiencia nos dice que parámetros como la fertilidad o la mortalidad en parideras y transiciones se pueden reducir por el hecho de separar los lotes en el tiempo y especializar las tareas.

Para que estos sistemas resulten en una mejora, hay que tener en cuenta algunas consideraciones: es necesario sincronizar los celos de la reposición para tener un flujo acorde con los intervalos de bandas y asegurar la salida en celo de las cerdas al destete para mantener el tamaño de lotes y el objetivo de partos de la granja. Para ello los productos hormonales como el altrenogest y las gonadotropinas son herramientas muy útiles en este tipo de manejos.

(Del Boletín Informativo No 2 de Ceva) 

También le interesaría

Nuevas formas de evaluar el beneficio de la sincronización de nulíparas con Altresyn sobre el número de lechones producidos

Enero 2016

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Señales Porcinas: Observa, Piensa, Actúa - 5m Books