ElsitioPorcino.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Últimas Noticias

El Alto crece en la plaza de embutidos con Manwil

28 junio 2018

BOLIVIA - Salchichas con piel o sin piel, salame, pepperoni, mortadela, panceta, “pastel de cabeza” y tocino y lomo ahumando es lo que Manwil produce en El Alto con millonaria tecnología y el objetivo de expandirse del mercado paceño al nacional en el corto plazo.

En la zona de Villa Adela de El Alto se encuentra la moderna fábrica de la empresa que es producto de 25 años de trabajo y en la que se invirtió “al menos un millón de dólares”, recuerda con satisfacción Luis Zárate, gerente de Producción de la embutidora.

Desde la puerta todo es impecable, el patio, las ventanas, los vehículos de distribución y la placa dorada colocada en la puerta principal, que reluce recordando la fecha de fundación de la fábrica, reporta La Razón.

Al interior del complejo, que ocupa unos 1.000 metros cuadrados, 30 trabajadores cumplen sus labores diarias con pasión.

En la entrada nos encontramos con Wilson Alavi, quien trabaja en Manwil Ticona SRL desde hace cuatro años. “En esta empresa he conocido bastante sobre los productos cárnicos”, comenta.

Pasando la puerta principal está la “carnicería”, donde se trabaja la materia prima a bajas temperaturas. “En esta área se retiran todos los cartílagos o huesos que pudiera tener la carne para luego pasarla a la moledora”, explica Zárate, quien destaca que todo el proceso de fabricación es realizado por máquinas modernas y certificadas que permiten producir una gran variedad de embutidos.

Así lo confirma la gigantesca y ruidosa trituradora que se encuentra en la siguiente sala de procesamiento, donde los obreros trabajan con protectores de oídos con el objetivo de elaborar 800 kilos de salchichas, 200 de mortadela, 200 de chorizo y 100 kilos de jamones por día.

Luego, la materia prima procesada rellena una línea al parecer sin fin de finas tripas de cordero que después son cortadas y transportadas a la sala de cocción, en la que la leña y el fuego alimentan una temperatura de 120 grados.

“Posteriormente, las salchichas se ponen en calderos con agua hervida a 76 grados y pasan a la sala de oreo, a la cámara de producto terminado y al área de sellado al vacío”, detalla Zárate.

El emblema de Manwil es la salchicha Viena, que se elabora con carne provista por los mataderos cruceños Frigor y Fridosa. “Muchos tienen un mal concepto de la salchicha: dicen que es un alimento chatarra, pero en nuestro caso no es así, porque está hecha con carne seleccionada y clasificada”, dice Alavi con convicción.

Con este producto de alta calidad, la empresa puede competir y mantenerse vigente en el mercado. “La competencia desleal viene de las artesanales, que venden sin control en los friales desde Bs 15 el kilo. Se las reconoce por el color rosado”, explica Zárate.

Su tecnología y ansias por expandirse en el mercado le permiten a Manwil ofrecer su producto a Bs 35 el kilo, cuando el precio de otros similares puede llegar a 56.

“El 45% de nuestra producción se consume en El Alto, el otro 45% en La Paz y el 10% restante en Oruro”, detalló Erick Ticona, gerente general de la embutidora, que alcanzó un crecimiento acelerado en los últimos años.

El ejecutivo comenta que estos alimentos, que cuentan con los registros sanitarios pertinentes, se ofrecen en mercados populares de ambas ciudades y que pronto se podrán encontrar en los supermercados del país.

 

Del equipo de redacción de ElSitioPorcino



Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Señales Porcinas: Observa, Piensa, Actúa - 5m Books