ElsitioPorcino.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Últimas Noticias

Si los animales están contentos, todos estamos contentos

28 noviembre 2016

Esta máxima no es nada nueva; especialmente, para los ganaderos, que alimentan y cuidan de sus animales cada día. Para los consumidores tampoco, dado que el bienestar animal está en boca de todos hoy en día. Al mismo tiempo, la competencia desleal con los precios de los alimentos (dumping) está amenazando la subsistencia de muchos ganaderos. La ganadería sostenible y correctamente adaptada en función de la especie animal debe ser eficiente y rentable.

Los aditivos para los alimentos de animales derivados de plantas (conocidos como "aditivos fitogénicos") pueden cumplir este requisito. En lo que respecta a los aditivos para los alimentos de animales, la industria publicitaria está muy interesada en promover que se eviten los sabores, colores y potenciadores del sabor artificiales y demás productos similares.

En la nutrición animal, los aditivos se usan de forma selectiva para mejorar la salud animal y, por tanto, su rendimiento. Además de numerosos aditivos artificiales y sintéticos, los aditivos a base de sustancias vegetales usados como promotores del crecimiento naturales y sostenibles constituyen un importante componente de la alimentación del ganado.

El poder de la naturaleza canalizado en los alimentos para animales

Estamos acostumbrados a usar hierbas y especias tales como el ajo, el tomillo, el orégano, la pimienta, la canela y similares en la cocina.

Estas y muchas otras plantas y sus extractos, como los aceites esenciales, también se usan como aditivos fitogénicos en la alimentación animal: este término fue acuñado por Delacon Biotechnik GmbH hace unos 30 años. La empresa usa más de 100 materiales vegetales de calidad alimentaria en sus aditivos para los alimentos de animales para aves de corral, cerdos y rumiantes.

Al ser los cerdos gourmets por naturaleza, es muy probable que prefieran el sabor y olor de estos aditivos a base de sustancias vegetales. No obstante, su modo de acción va mucho más allá que el de un mero potenciador del sabor, y supone una ventaja no solo para los animales, sino también para los ganaderos, los consumidores y el medio ambiente.

Animales sanos para una mayor rentabilidad

Los aditivos fitogénicos para los alimentos de animales pueden potenciar el sistema inmunitario de los animales. Fomentando el desarrollo de la flora intestinal, los aditivos pueden reducir las inflamaciones intestinales, por ejemplo. La mejora de la digestibilidad de los nutrientes permite a los animales aprovechar mejor la energía contenida en los alimentos para animales, de manera que se produce un incremento en el crecimiento y rendimiento.

Asimismo, se generan unos excrementos más secos y, por tanto, un suelo más seco en el alojamiento de los animales, lo cual va acompañado de una mejor salud de las patas y pezuñas. Además, puede mejorarse la tolerancia de los animales al estrés.

"Mantener una buena salud animal es importante para nosotros", explica el Director General de Delacon, Markus Dedl. "Solo los animales sanos pueden explotar plenamente su potencial genético y alcanzar el nivel adecuado de rendimiento. Los costos de los alimentos para animales se reducen, mientras que aumenta la rentabilidad para el ganadero".

Observemos, por ejemplo, el caso del ganadero bávaro Walter Stemplinger; él ha tenido experiencias muy positivas usando aditivos fitogénicos para los alimentos para animales: "La fertilidad de las vacas ha mejorado, prefieren el sabor del pienso ahora, tenemos menos problemas con las pezuñas, los índices de digestibilidad y de conversión alimenticia han mejorado y la producción lechera también".

Hace dos años, cambió la alimentación de sus vacas lecheras por un nuevo pienso suministrado por su fabricante de los alimentos para animales compuestos de confianza. Esto se debe a que Delacon no vende sus productos directamente a los ganaderos, sino a fabricantes de premezclas, los alimentos para animales que incorporan los aditivos en sus productos y, a continuación, los venden a los ganaderos.

Menos emisiones y mejor calidad del aire

Las emisiones son otro aspecto que no debería pasarse por alto. Alemania, por ejemplo, tiene previsto reducir a la mitad para el año 2050 las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por explotaciones agrícolas, según la versión provisional recientemente publicada del Plan de Acción Contra el Cambio Climático para 2050 (Climate Action Plan 2050).

La mayoría de las emisiones del sector agrícola se derivan de los procesos fisiológicos naturales y pueden reducirse con la ayuda de prácticas de gestión y de soluciones tecnológicas. Otra opción es hacer frente a los procesos fisiológicos desde su origen: durante la absorción de nutrientes.

"El uso de aditivos fitogénicos en los alimentos para animales puede reducir las emisiones de amoniaco en un 50 %", explica Markus Dedl. Así, se reducen los olores desagradables en torno a las granjas, los animales disfrutan de un aire más limpio en sus establos y de menos problemas con enfermedades respiratorias y los ganaderos pueden disfrutar de mejores condiciones de trabajo. Los aditivos fitogénicos para los alimentos para animales también pueden contribuir a una reducción de aproximadamente el 20 % de las emisiones del gas de efecto invernadero metano.

"Si se alimentase a cada animal de la población porcina y avícola mundial con los aditivos fitogénicos para los alimentos para animales de Delacon, ahorraríamos 29 millones de toneladas de equivalentes al CO2, que corresponden a la huella de carbono de todos los ciudadanos de Madrid", explica Dedl.

¿Existen otras ventajas más para el consumidor? "El mayor grado posible de seguridad, tal como ha confirmado la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria", afirma Markus Dedl. "Nos gusta hablar a los consumidores acerca de los aditivos fitogénicos para los alimentos para animales".

La materialización del proyecto

El fundador de la empresa, Helmut Dedl, estaba firmemente convencido incluso hace 30 años de que algo tenía que cambiar: tenía que haber una alternativa natural a los antibióticos y los promotores del crecimiento sintéticos; no solo para la ganadería biológica, sino también para la ganadería tradicional. Dedl empezó a invertir en la investigación y el desarrollo de aditivos a base de sustancias vegetales para los alimentos para animales. En esa época, sus ideas fueron ridiculizadas, pero él siguió adelante en su tortuoso camino.

Actualmente, los aditivos fitogénicos para los alimentos para animales constituyen una parte integral de una variedad muy amplia de fórmulas de los alimentos para animales para ganado de todo el mundo, y Delacon es líder del mercado mundial en este segmento en rápido crecimiento. Su labor pionera y su constancia han dado frutos y su misión sigue adelante: potenciar la eficiencia de la nutrición animal y mejorar la salud animal y la seguridad alimentaria, minimizando al mismo tiempo la contaminación del medio ambiente mediante nuevas combinaciones de sustancias de origen vegetal.

"Hemos reemplazado las meras creencias con conocimientos exactos y estamos orgullosos de haber sido pioneros en la producción de aditivos fitogénicos para los alimentos para animales", resalta el hijo del fundador y actual Consejero Delegado de la empresa, Markus Dedl.

"Trabajamos incesantemente para aprovechar el poder de la naturaleza y explotar todo el espectro de actividad de las sustancias de origen vegetal con fines específicos. Realizamos ensayos relativos a los efectos cuantificables en nuestro centro de investigación y, además, solicitamos evaluaciones a universidades y centros independientes de todo el mundo, así como a clientes, mediante pruebas de campo. Cada año, se reinvierte un 10 % de nuestro volumen de facturación en investigación y desarrollo: en Delacon, esta política está en nuestro ADN".



Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Señales Porcinas: Observa, Piensa, Actúa - 5m Books