ElsitioPorcino.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Luego de 20 años, ¿qué resultados hay de alimentar cerdos con burlanda?

14 marzo 2019

Por Jerry Shurson, Departamento de Ciencia Animal de la Universidad de Minnesota

El fósforo es el tercer componente más caro de las dietas para cerdos y, a diferencia de todos los demás granos y coproductos de granos, los granos secos de destilería con solubles contienen una alta concentración de fósforo total y digestible. Por lo tanto, al agregar burlanda a las dietas porcinas formuladas sobre una base de fósforo digestible, se pueden lograr reducciones significativas en la suplementación inorgánica y el costo de la dieta.

Además, muchas plantas de etanol agregan fitasa durante el proceso de producción de etanol y DDGS, lo que mejora aún más la digestibilidad del fósforo de la burlanda, pero también contribuye a la variación en el contenido de fósforo digerible entre las fuentes de la burlanda (Rodrigues-Reis et al., 2018), informa CIAP.

Mediciones de digestibilidad y utilización de fósforo

Hay muchas maneras de expresar la utilización de fósforo en la dieta en cerdos. El fósforo total representa todo el fósforo presente en un ingrediente del alimento, e incluye la porción no digerible de fósforo conocida como ácido fítico (fitato) en los cereales y coproductos de granos. Por lo tanto, si las dietas se formulan sobre una base de fósforo total, puede producirse una sobreestimación del contenido de fósforo digestible porque no tiene en cuenta la cantidad que es digerible y disponible para su utilización por los cerdos.

El fósforo biodisponible es la proporción de fósforo total que se digiere, absorbe y está disponible para su uso en funciones biológicas, o bien almacenada en el cuerpo. La biodisponibilidad del fósforo generalmente se determina mediante un ensayo de relación de pendiente en experimentos de digestibilidad, y en teoría estima la utilización digestible y post- absorbente del fósforo en los tejidos corporales. La biodisponibilidad del fósforo también se describe frecuentemente como fósforo disponible.

El enfoque para determinar el fósforo disponible con el análisis de la relación de pendiente implica ajustar la pendiente de una titulación lineal del contenido de fósforo en la dieta proporcionado por una fuente de fósforo inorgánico con los criterios de respuesta asociados (tasa de crecimiento o ceniza ósea) y compararla con la titulación lineal pendiente de los mismos criterios de respuesta utilizando el contenido de fósforo del ingrediente de prueba. Sin embargo, este método tiene la desventaja de suponer que la biodisponibilidad de la fuente inorgánica es del 100%, lo cual no es el caso.

Además, la estimación de biodisponibilidad derivada de este enfoque varía y se basa en diferentes respuestas según los criterios elegidos. Por lo tanto, cuando se usan las estimaciones de disponibilidad para el fósforo, es importante recordar que estas estimaciones son relativas a la presencia de la fuente de fósforo inorgánico de referencia utilizada en la comparación, y que no representa una biodisponibilidad verdadera. Si esto no se considera, las dietas formuladas sobre una base de fósforo disponible sobreestimarán la cantidad real de fósforo que se está utilizando.

Para superar estos desafíos, los estudios más recientes utilizan una metodología para estimar la digestibilidad aparente del tracto total del fósforo o la digestibilidad estandarizada del tracto total del fósforo. La diferencia entre el fósforo de ATTD y STTD es que la STTD corrige las pérdidas endógenas basales de fósforo, lo que resulta en una mayor precisión para estimar la digestibilidad verdadera.

Por lo tanto, el uso de valores de fósforo en la ATTD probablemente subestime la digestibilidad real del fósforo porque no tiene en cuenta las pérdidas endógenas basales. Shen et al. (2002) estimaron que las pérdidas endógenas basales de fósforo en el maíz representan aproximadamente el 26% del requerimiento diario de fósforo para cerdos. Por lo tanto, después de corregir las pérdidas endógenas, los valores de fósforo de STTD son aditivos para todos los ingredientes de los alimentos y proporcionan la estimación más precisa de la digestibilidad real del fósforo en la dieta (Gon?alves et al., 2017).

Resumen de estudios recientes que evaluaron la ETSP del fósforo en dietas de DDGS para cerdos

El Consejo Nacional de Investigación (2012) enumera el ATTD y STTD de fósforo en DDGS que contienen entre el 6% y el 9% de petróleo, que es del 60% y el 65%, respectivamente. Los resultados de estudios recientes han demostrado que estas estimaciones son bajas y bastante conservadoras. Almeida y Stein (2010) determinaron que el contenido de fósforo STTD de los DDGS era de 72.9%, y la adición de 500 unidades de fitasa por kilogramo de dieta de una fitasa microbiana no mejoró el fósforo STTD (75.5%), a diferencia de la adición de fitasa al maíz y las dietas de soja.

Además, demostraron que formular dietas sobre una base de fósforo de STTD no reduce el rendimiento del crecimiento del cerdo, y el uso de fitasa, DDGS, o la combinación de ambos en las dietas de harina de maíz y soja reduce la excreción de fósforo en cerdos en crecimiento.

En un estudio posterior, Almeida y Stein (2012) demostraron que la adición de 130, 430, 770 o 1,100 FTU por kilogramo de fitasa microbiana tendió a mejorar la ETST de fósforo en DDGS de 76.9%, 82.9%, 82.5%, 83.0% , respectivamente. Sin embargo, cuando estos investigadores desarrollaron ecuaciones de regresión para predecir STTD de fósforo en DDGS, el valor de R2 de predicción fue de solo 0.20, y como resultado, no fue adecuado para predecir STTD de fósforo en DDGS.

Hanson et al. (2011) demostraron las ventajas de formular dietas de DDGS sobre una base de fósforo disponible en comparación con una base de fósforo total en dietas que contienen cero, 10% o 20% de DDGS. Los resultados de este estudio mostraron que el aumento de las tasas de inclusión en la dieta de los DDGS redujo el contenido total de fósforo en la dieta y la concentración de fósforo fecal, pero no afectó la excreción, retención o digestibilidad del fósforo.

Baker et al. (2013) realizaron dos experimentos para comparar los valores de STTD y la disponibilidad relativa del fósforo (se utilizó fosfato dicálcico como fuente de fósforo de referencia) en los DDGS alimentados a cerdos en crecimiento. La STTD de fósforo en fosfato dicálcico y DDGS fue de 86.1% y 58.8%, respectivamente, y la presencia de fósforo en la burlanda fue de 87% en relación con el fosfato dicálcico.

Sin embargo, estos investigadores concluyeron que la presencia relativa del fósforo en la burlanda sobreestima la verdadera utilización del fósforo de los DDGS, y las estimaciones de la ETST de fósforo no se pueden calcular con precisión a partir de los valores de fósforo de disponibilidad relativa en la burlanda.

Por lo tanto, es necesario determinar y utilizar los valores de STTD para el fósforo en los ingredientes de los piensos que se administran a los cerdos para lograr una nutrición óptima del fósforo.

Rojas et al. (2013) determinaron que la STTD de fósforo en la burlanda era del 82.8% con fitasa microbiana agregada a 870 FTU por kilogramo de dieta, y del 76.5% sin fitasa agregada, pero estas estimaciones no fueron significativamente diferentes. Presumiblemente, la falta de una mejora mínima, si la hubiera, en el fósforo de STTD en estos estudios a partir de la adición de fitasa se debió al contenido relativamente bajo de fitato en las fuentes de DDGS evaluadas.

Ella et al. (2015) determinaron el STTD del fósforo en las fuentes de DDGS que contenían 10.3% (alto contenido de aceite), 9.1% (medio de aceite) y 3.5% (bajo de aceite) cuando se añadieron a la dieta 600 FTU por kilogramo de fitasa. Las STTD de las estimaciones de fósforo en este experimento fueron 71.2%, 70.8% y 71.8% para las fuentes de destilados con alto, medio y bajo contenido de aceite, respectivamente. Estos datos sugieren que el contenido de aceite de los DDGS no tuvo ningún efecto sobre la ETST del fósforo en los burlanda.

Conclusiones

Las dietas que contienen DDGS deben formularse sobre una base de fósforo de STTD para lograr la mayor precisión al proporcionar una nutrición óptima de fósforo a los cerdos. Los resultados de estudios recientes han demostrado que la STTD del fósforo en los DDGS puede variar de 59% a 77%, pero la mayoría de las estimaciones son mayores que el valor del 65% reportado por NRC (2012). Desafortunadamente, las ecuaciones de predicción adecuadas para estimar la ETSP de fósforo en DDGS no se han desarrollado para cerdos.

Por lo tanto, la estimación conservadora de STTD de fósforo de NRC (2012) parece apropiada para usarla cuando se formulan dietas DDGS para evitar la sobreestimación del contenido de fósforo digestible cuando se usan varias fuentes de DDGS.

La adición de fitasa a las dietas de DDGS tuvo efectos mínimos en la mejora de la digestibilidad del fósforo, lo que probablemente se deba al contenido relativamente bajo de fitato en la mayoría de las fuentes de DDGS. Aunque se ha estimado que la biodisponibilidad relativa del fósforo en los DDGS es del 87% en relación con el fosfato dicálcico, este valor parece sobrestimar la verdadera utilización del fósforo del DDGS para los cerdos.

Referencias

Almeida, F.N., y H.H. Stein. 2012. Efectos de los niveles graduados de fitasa microbiana en la digestibilidad estandarizada del tracto total del fósforo en maíz y coproductos de maíz alimentados a cerdos. J. anim. Sci. 90: 1262-1269.

Baker, S.R., B.G. Kim y H.H. Stein. 2013. Comparación de valores para la digestibilidad total estandarizada del tracto y la biodisponibilidad relativa del fósforo en el fosfato dicálcico y los destiladores de granos secos con solubles alimentados a cerdos en crecimiento. J. anim. Sci. 91: 203-210.

Gonzalves, M.A.D., S.S. Dritz, M.D. Tokach, J.M. DeRouchey, J.C. Woodworth, y R.D. Goodband. 2017. Hoja informativa - Gestión de bases de datos de ingredientes para cerdos: fósforo. J. Swine Health Prod. 25: 76-78.

Hanson, A.R., G. Xu, M. Li, M.H. Whitney, y G.C. Shurson. 2011. Impacto de los granos de destilería secos con solubles y el método de formulación de la dieta en la materia seca, el calcio y la retención y excreción de fósforo en cerdos de vivero. Anim Alimentar sci. Tecnol. 172: 187-193.

NRC. 2012. Requerimientos de nutrientes porcinos. 11 rev ed. Natl Acad Prensa, Washington, DC.

Rodrigues Reis, C.E., Q. He, P.E. Urriola, G.C. Shurson, y B. Hu. 2018. Efectos de los procesos modificados en la producción de etanol de molienda seca en la distribución de fósforo en coproductos. Ind. Eng. Chem. Res. doi: 10.1021 / acs.iecr.8b02700.

Rojas, O.J., Y. Liu y H.H. Stein. 2013. Digestibilidad del fósforo y concentración de energía digestible y metabolizable en el maíz, coproductos de maíz y harina de panadería para cerdos en crecimiento. J. anim. Sci. 91: 5326-5335.

Ella, U., Y. Su, L. Liu, C. Huang, J. Li, P. Li, D. Li y X. Piao. 2015. Efectos de la fitasa microbiana en el coeficiente de digestibilidad total estandarizada del fósforo en cerdos en crecimiento alimentados con coproductos de maíz y maíz, coproductos de trigo y trigo y harinas de semillas oleaginosas. Anim Alimentar sci. Tecnol. 208: 132-144.

Shen, Y., M.Z. Fan, A. Ajakiye, y T. Archibold. 2002. Uso de la técnica de análisis de regresión para determinar la verdadera digestibilidad del fósforo digerible y la producción de fósforo endógeno asociada con el maíz en cerdos en crecimiento. J. Nutr. 132: 1199-1206.

Fuente: Jerry Shurson de la Universidad de Minnesota, quien es el único responsable de la información proporcionada y es el único que posee la información. Informa Business Media y todas sus subsidiarias no son responsables de ninguno de los contenidos en este activo de información.

 

 

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Señales Porcinas: Observa, Piensa, Actúa - 5m Books