ElsitioPorcino.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Aclimatación en cerdas: 1

09 diciembre 2016

Existen diversos factores que afectan la eficiencia de la hembra primeriza: edad del primer servicio, edad del primer parto y el espesor de grasa dorsal, entre otros. (Primera parte de una serie de dos artículos).

Conferencia de la Dra. María Elena Trujillo Ortega UNAM-FMVZ, México durante el 50 Congreso Nacional AMVEC (Asociación Mexicana de Veterinarios Especialistas en Cerdos), México, 2016.

No importa el tipo de sistema de producción o su tamaño, todos requerirán introducir nuevos animales a su explotación en forma periódica. A los animales que ingresan a la explotación se les conoce como "reemplazos" y a los que salen se les denomina "desechos".

En la actualidad las cerdas están expuestas a circunstancias las cuales han provocado que en tiempo de vida productiva o longevidad se acorte, ya que las cerdas reciben su primer servicio con mayor peso (140 Kg en promedio) pero con un espesor de grasa dorsal menor, actualmente se recomienda que las cerdas primerizas deben tener entre 14 a 25 mm de grasa dorsal (17 mm en promedio), que se tenga un porcentaje de desecho entre el 35 al 45% anual y que produzca cinco partos.

De los anterior se considera que el mayor porcentaje de desechos ocurre en los dos primeros partos, lo cual económicamente en una granja es muy costoso.

Se recomienda que para tomar la decisión de reemplazar a una cerda se debe considerar el valor neto por cerda por parto de la cerda en el momento de ser desechada cuando el número de lechones varía, siendo que si se tiene un promedio de 8.6 lechones, el valor neto por cerda siempre es negativo sin importar el número de parto, no así, si el promedio de lechones se incrementa a 9.10 entonces a partir del quinto parto se observará una tendencia positiva y si el promedio de lechones paridos vivos se incrementa a 11.60 a partir del segundo parto se observa una tendencia positiva.

Es importante considerar el precio de compra de la cerda en relación al momento en el que la cerda es reemplazada ya que var[ia el costo del momento de realizar la operación, para lo cual si el precio de la cerda primeriza es de 150 dólares y es desechada tempranamente el valor neto siempre es positivo, pero si precio aumenta a 250 dólares, el valor neto empieza a provocar un efecto negativo a partir del primer parto.

¿Por qué reemplazar a un cerdo?

Existen diversas causas, que se pueden englobar de la siguiente forma:

a) Las hembras o machos que mueren

b) Los que terminan su ciclo productivo

c) Tener como objetivo la mejora genética

d) No siempre se quiere reemplazar a un animal, en estos casos el objetivo puede ser incrementar el inventario de animales en la explotación.

Como vemos las cuatro causas son muy claras, en el caso de la primera, es decir, reemplazar a animales que mueren es muy importante conocer las causas, ya que con ello se facilitará el desarrollo de las diferentes estrategias del programa de aclimatación.

Diversos autores han reportado diversos porcentajes y causas lo cual lo resumo de la siguiente forma: problemas reproductivos 49.1%, problemas físicos 14.1%, edad 8.6 %, problemas agalactia 6.2%, pobre o deficiente producción 1.1%.

¿De dónde provienen los animales a ingresar?

Existen dos alternativas, los que se denominan de origen externo, es decir, provienen de una casa genética comercial u otra granja y las que conocemos como internas, es decir, vienen del propio sistema de producción, en otras palabras del área de engorda o finalización y las conocemos como autoreemplazo.

¿Existen riesgos al introducir nuevos cerdos a nuestro sistema?

Los nuevos cerdos son el futuro de la explotación, pero si implican riesgos al entrar a una explotación: a) Sanitarios b) Productivos.

a) Sanitarios

Siempre que los animales provienen de otra granja, existe el riesgo de la entrada de enfermedades nuevas, sobre todo cuando el estatus sanitario es diferente a la nuestra. O bien que estos pueden ingresar y enfermarse de las enfermedades propias de la granja, con lo cual se puede llegar a denominar "brote" de alguna enfermedad propia de la granja.

Por desgracia la lista de enfermedades que pueden entrar no tiene fin, ya que se deben poner a las enfermedades de origen viral, bacteriano, parasitario y hasta de hongos. Generalmente nos preocupamos por las "famosas" o las que efectivamente tienen un impacto fuerte en una explotación como puede ser las que causan alta mortalidad, perdida de peso o retraso del crecimiento, disminución de la fertilidad, lo cual esta bien, pero es importante estar conscientes de aquellas enfermedades "menos famosas" que pueden ingresar y actuar como secundarias en un problema dado.

Otro punto a tomar en cuenta, es que los cerdos pueden ser portadores asintomáticos, o contraer alguna enfermedad durante el trayecto a la granja.

b) Productivos

El objetivo de realizar un reemplazo, es muy claro, se quieren tener animales mejorar la eficiencia reproductiva y la terminal, es decir incrementar los parámetros productivos y el margen de utilidad. En este caso será necesario consultar con varias casas genéticas comerciales y con ello tomar la mejor decisión.

¿Es necesario contar un área o edificio destinado únicamente para el área de aclimatación?

El edificio de cuarentena es una herramienta indispensable para la prevención de problemas sanitarios debido al ingreso de animales a una explotación.

¿Cuánto tiempo debe durar la aclimatación?

Es difícil establecer una duración fija, depende de las metas que se establezcan, así como los riesgos a que este sometida la explotación, sin embargo si hay un mínimo que deberán ser 30 días.

Si la explotación es susceptible a PRRS (Síndrome Reproductivo y Respiratorio del Cerdo), se recomienda que este periodo de aclimatación y cuarentena se amplíe a por lo menos 60 días, lo cual permitirá establecer un programa para exponer o vacunar a las cerdas.

Durante este lapso de tiempo, se deberán revisar diariamente a las cerdas, registrar y tratar a cualquier cerda que presente cualquier signología a cualquier enfermedad.

¿Por qué aclimatar a las hembras primerizas?

Si consideramos que las cerdas se distribuyen en una explotación por el número de parto en el que van, se considera que entre el 20 al 40% de las hembras son primerizas, y son ellas el futuro de la producción y el principal riesgo sanitario por lo que: a) por bioseguridad; b) para establecer un programa de aclimatación, que incluya la inmunización, alimentación y registro reproductivo.

Existen diversos factores que afectan la eficiencia de la hembra primeriza: edad del primer servicio, edad del primer parto y el espesor de grasa dorsal, entre otros.

Edad a primer servicio

Estimular la presentación de pubertad en los años setentas y ochentas parecía lo más importante, sin tomar en cuenta que esto afectaría la productividad del segundo parto en adelante, observándose inicialmente con el incremento de los días de destete a primer servicio en el primer parto y la reducción del tamaño de camada al segundo parto.

Para los años noventa, la edad óptima para el primer servicio era entre los 200 a 260 días de edad ya que se ha observado que existe una correlación positiva entre el número de estro al primer servicio y el tamaño de la camada.

En la actualidad, se sigue considerando la edad, sin embargo, el peso de la hembra es más importante, recomendando que las cerdas lleguen a los 140-150 kg de peso en el momento del primer servicio.

Edad a primer parto

La edad a primer servicio da con efecto directo la edad del primer parto, siendo que si la cerda pare antes de los 350 días el tamaño de la camada tiende ser reducido, ya que la tasa de ovulación aumenta al incrementarse del peso vivo y la edad de la cerda, por lo cual se recomienda que el primer parto suceda después de los 350 días de edad.

Espesor de la grasa dorsal

Los programas de selección en los últimos años han estado encaminados con gran éxito a la reducción del espesor de la grasa dorsal, esto aunado a una excelente eficiencia alimenticia y al crecimiento magro de los cerdos durante su crecimiento.

Sin embargo, en hatos comerciales donde se ha disminuido el espesor de grasa dorsal se ha incrementado el porcentaje de cerdas desechadas así como la mortalidad. La relación entre la grasa corporal al primer servicio y la longevidad puede dar como resultado que el número de camada producidas por cerda sea significativamente inferior cuando las cerdas mostraban poca grasa dorsal al momento de ser seleccionadas.

La cerda primeriza debe obtener reservas de grasa de la semana 20 de edad al primer servicio, sin embargo, para obtenerlas una posibilidad sería el suministro de mayor cantidad de alimento, pero no hay que olvidar que cerdas con alto potencial de deposición de tejido muscular dietas abundantes van a provocar mayor tamaño corporal y no altas reservas de grasa dando como otra consecuencia negativa la necesidad de modificar las jaulas para alojarlas.

Otra posibilidad se ha visto es retener el momento del primer servicio de la cerda primeriza para que exponga su potencial de deposición muscular, no siendo este punto visto como una prioridad, y además de establecer un programa nutricional a partir de este momento.

También le interesaría

Cría básica de primerizas y marranas - 1 - gorrinas

Diciembre 2016

Fotos de Shutterstock

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Señales Porcinas: Observa, Piensa, Actúa - 5m Books