ElsitioPorcino.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Predicción del rendimiento reproductivo de la cerda ibérica según la prolificidad al primer parto

02 diciembre 2016

Los nacidos vivos (NV) en el primer parto han sido recientemente descritos como un excelente predictor del rendimiento de una cerda a lo largo de toda su vida reproductiva, asegurando un mayor número de nacidos y una mayor longevidad.

Conferencia de Miguel Angel de Andrés, Inmaculada Díaz, María Aparicio y Carlos Piñeiro, PigCHAMP Pro Europa, S.L., España, presentada en el VIII Foro ANVEPI, Segovia, España, marzo de 2016.

Los nacidos vivos (NV) en el primer parto han sido recientemente descritos como un excelente predictor del rendimiento de una cerda a lo largo de toda su vida reproductiva, asegurando un mayor número de nacidos y una mayor longevidad (Iida, Piñeiro y Koketsu, 2015). Este hecho tiene implicaciones notables en la productividad de las granjas ya que disponer de un porcentaje mayor de cerdas de muy alto rendimiento repercutirá en la producción. Igualmente, trabajar para asegurar las necesidades sanitarias nutricionales y de cría de las futuras reproductoras contribuirá a asegurar un buen primero parto que resultará determinante en su rendimiento posterior.

En cerdas ibéricas este efecto aún no ha sido estudiado y mediante este trabajo se presentan los resultados preliminares respecto de la posible existencia de este efecto, cuyo impacto resultaría notable en la mejora de la productividad de las explotaciones.

Se estructuraron los datos en 4 categorías según los nacidos totales (NT) en el primer parto y se analizaron los resultados en el resto de su vida productiva. Los resultados muestran una relación consistente entre el número de NT y la eficiencia en el resto de su vida productiva, resultando en una mejoría en prácticamente todos los indicadores clave de producción.

Así se mejoran los NT entre un 12 y un 33 %, los destetados (hasta 0.7 lechones por parto), la tasa de partos media (hasta 6 puntos porcentuales), el intervalo destete cubrición (hasta 1,1 d) y los días no productivos (hasta 7,5 d por ciclo).

Estos resultados, en coherencia con los ya descritos en cerdos de capa blanca, suponen una importante línea de trabajo para determinar, cuidar y promover el número de cerdas ibéricas de alto rendimiento (‘supercerdas’) que contribuyan a mejorar la competitividad de la industria.


*
"Disponer de un porcentaje mayor de cerdas de muy alto rendimiento repercutirá en la producción"


Mayor eficiencia reproductiva

Conseguir la mayor eficiencia reproductiva en las granjas de cerdo ibérico debe ser un objetivo prioritario. Una de las vías para incrementar dicha eficiencia es intentar desarrollar al máximo el potencial productivo de la cerda en base a su genética.

En el presente trabajo, se analiza si la prolificidad al primer parto puede ser un indicador fiable del rendimiento global de una cerda.

Para el estudio, se ha usado la base de datos de granjas de ibérico de PigCHAMP ProEuropa S.L, que consta de 22 granjas y un total de 14.100 cerdas y de la cual, se seleccionaron los historiales completos de las cerdas que tuvieron su primer parto entre los años 2010 y 2013, lo que hace un total de 13.202 cerdas.

De estas cerdas, se analizaron los indicadores claves de productividad según el nivel de prolificidad alcanzado al primer parto. Para ello, se agrupan estas cerdas en cuatro grupos:

1. Cerdas con <6 NT (n=1838, 14 %)

2. Cerdas con 6-7 NT (n=4119, 31 %)

3. Cerdas con 8-9 NT (n=4811, 36 %)

4. Cerdas con >9 NT (n=2434, 18 %)

Evaluación de parámetros

El primer parámetro que se analiza es la prolificidad en los siguientes partos. El gráfico 1 muestra dicha distribución. Se observa cómo las cerdas con mayor prolificidad al primer parto la mantienen durante el resto durante toda su vida productiva. De hecho, las medias de nacidos totales durante toda la vida de los cuatro grupos son 7.2, 7.7, 8.5 y 9.6 lechones respectivamente, siendo este efecto consistente a lo largo del tiempo.

Gráfico 1. Evolución de los nacidos totales (NT) en la vida productiva en función de los NT en el primer parto

El gráfico 2 muestra la distribución de los destetados/cerda por parto de los cuatro grupos. De nuevo se observa un mayor número de lechones destetados por parto (LDP) en las cerdas hiperprolíficas que en el resto, aunque es cierto que con el paso de los partos esta diferencia prácticamente desaparece. Las medias generales para este parámetro son de 6.5, 6.7, 7.0 y 7.2 LDP respectivamente.

Gráfico 2. Evolución de los lechones destetados por parto (LDP) en la vida productiva en función de los NT en el primer parto

El siguiente parámetro analizado fue la tasa de partos (TP) por parto. El gráfico 3 muestra dicha distribución, siendo respectivamente 78.5, 79.8, 81.9 y 83.4 % como media de su vida reproductiva, pero mostrando también una evolución consistente a lo largo del tiempo.

Gráfico 3. Evolución de la tasa de partos TP (%) en la vida productiva en función de los NT en el primer parto

En cuanto al intervalo destete-1ª cubrición (IDC), su distribución se muestra en el gráfico 4. En este parámetro siempre hay influencia del manejo (principalmente de la alimentación en maternidad), pero aun así, las cerdas con mayor prolificidad siguen teniendo mejores resultados: 9.0, 9.0, 8.5, 7.9 d respectivamente.

Gráfico 4. Evolución del intervalo destete cubrición en la vida productiva en función de los NT en el primer parto

Analizamos por último los días no productivos (DNP) por ciclo, que también disminuyen en función de los NT en el primer parto, resultando en las medias 50.2, 46.6, 44.1 y 42.7 respectivamente. Los resultados se muestran en el gráfico 5.

Gráfico 5. Evolución de los días no productivos DNP en la vida productiva de la cerda en función de los NT en el primer parto

También debe remarcarse que de forma general, las cerdas de los grupos >9 lechones y 89, muestran los rendimientos mejores y más diferenciados entre sí, mientras que los grupos con 6-7 y <6 tienden a mostrar resultados no solo más pobres sino más similares, lo que parece determinar el objetivo a conseguir en 8 lechones en el primer parto, aunque serán necesarios estudios complementarios para poder asegurar este número con mayor solidez.

El parámetro que engloba todas estas diferencias anteriormente detectadas tanto en gestación como en maternidad, son los lechones destetados por cerda y año (LDCA). Para los cuatro grupos estudiados, las medias son respectivamente 14.6, 15.1, 15.9 y 16.5 (LDCA). Es decir, las cerdas con una alta prolificidad durante su primer parto llegan a destetar entre 1 y 2 lechones más por año que el resto de cerdas, lo que puede suponer entre 6 y 12 lechones más destetados a lo largo de su vida productiva.

Conclusiones

Aunque se trata de un trabajo preliminar, parece que la prolificidad en el primer parto también puede resultar un indicador fiable del rendimiento de la reproductora a lo largo de su vida, teniendo también influencia en parámetros aparentemente poco relacionados con la prolificidad, como la tasa de partos global, el intervalo destete-1ª cubrición medio o los DNP.

Por tanto, un correcto manejo en los primeros estadios de la cerda desde su llegada a la granja tendrá una gran influencia en el rendimiento global de las cerdas, o en otras palabras, “un buen primer parto con 8 o más lechones determinará un gran rendimiento de la reproductora el resto de su vida”.

Referencia

R. Iida, C. Piñeiro, Y. Koketsu. High lifetime and reproductive performance of sows on southern European Union commercial farms can be predicted by high numbers of pigs born alive in parity one. J. Anim. Sci. 2015.93:2501–2508 doi:10.2527/jas2014-8781

También le interesaría

Efectos del sistema de cría sobre indicadores de estrés en lechones ibéricos

Diciembre 2016

Foto de AdobeStock

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Señales Porcinas: Observa, Piensa, Actúa - 5m Books